Qué le sucede a tu cuerpo si no tienes relaciones sexuales

2681

Se ha hablado de los beneficios de las relaciones sexuales; pero qué sucede cuando no tienes sexo y eso trae consecuencias a tu cuerpo.

Como sabemos el organismo es una máquina y necesita de ciertos requerimientos para poder seguir su curso con toda normalidad; pero qué sucede cuando no tienes sexo y la ausencia de determinadas rutinas puede dañarlo.

Aunque no lo creas, los egipcios entendían que tener relaciones era como: comer, dormir y bañarse; porque era parte de sus vidas y por ello el sexo era esencial.

Por tal motivo, los expertos explican tres razones que pueden afectar al ser humano y su posible desenvolvimiento.

Sigue leyendo: ¡Cuidado! Razones para no practicar sexo en el agua con la pareja

Estrés

Durante el acto sexual, el cerebro libera dopamina, oxitocina, prolactina y otras sustancias neuroquímicas que estimulan el estado de ánimo, aumentan el bienestar y la sensación de satisfacción y cercanía con los demás.

Para muchos, el orgasmo activa el sistema parasimpático; el cual calma el cuerpo y da esa sensación que probablemente llamamos «felicidad».

Aunque uno lo desee, es imposible reemplazar la adrenalina del sexo con un sustituto. Hablando claro, el nivel de mecanismos del organismo y del cerebro cambia al tener relaciones sexuales; sin mezclar la esfera de proyectar un vínculo afectivo con otra persona.

Sistema inmunitario débil

Ciertos estudios tratan de investigar porque el estado de nuestras relaciones sexuales tiene consecuencias corporales muy amplias.

En Pensilvania se realizó un estudio sobre estudiantes universitarios que tienen relaciones sexuales una o dos veces por semana; encontrándose niveles más altos de inmunoglobulina A. Un anticuerpo común que aquellos con una frecuencia muy baja de actividad sexual, carecen.

Riesgo de cáncer de próstata

Otro de los factores que los expertos vinculan en los hombres, es que los hombres pueden padecer cáncer de próstata.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard demostró que aquellos que eyaculaban más de 21 veces al mes tenían menos probabilidades de ser diagnosticados con cáncer de próstata. Ahora aquellos que eyaculaban cuatro a siete veces al mes son más propensos.

Sigue leyendo: Poliamor: Se puede amar a dos personas al mismo tiempo


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»