Venezolanos roban el crudo de Pdvsa para crear su propia gasolina casera

pasarela de pago crixto
959

De acuerdo a la agencia de noticias Reuters, trabajadores de Pdvsa indicaron que los venezolanos roban crudo de campos inactivos pertenecientes a la empresa petrolera, con el fin de destilar gasolina casera.

Pese a que la cantidad de crudo sustraído de las fábricas constituye una pequeña porción de lo que produce el país, si refleja la situación que se vive ante la falta de gasolina.

Bajo la presión de las sanciones de Estados Unidos, parte del esfuerzo de Washington para derrocar al presidente Nicolás Maduro, la producción de crudo de Venezuela cayó a solo 397.000 bpd en septiembre; por debajo de los 1,2 millones de bpd antes de que se impusieran las sanciones en enero de 2019.

Las sanciones afectaron a las importaciones de gasolina, lo que obligó a los venezolanos a esperar en filas en las estaciones de servicio.

Venezolanos roban el crudo de Pdvsa

La cadena de suministro de la llamada “gasolina artesanal” comienza en campos petroleros como La Concepción en el occidental estado de Zulia, que produjo más de 12.000 bpd de crudo ligero de alto valor 15 años atrás, pero estuvo inactivo desde hace dos años.

Pequeños tubos ahora sobresalen de los agujeros perforados en las tuberías. Estas se construyeron para transportar el crudo de La Concepción a los tanques de almacenamiento y las instalaciones de exportación.

Los tubos llevan el petróleo a refinerías rudimentarias en patios traseros de un pueblo cercano, según Danny, un trabajador de PDVSA que pidió que lo identificaran por su nombre de pila. Los empleados, que ganan solo unos pocos dólares al mes, aceptan pequeños sobornos para hacer la vista gorda ante el robo agregó.

Las fuerzas de seguridad apenas se molestan en proteger las instalaciones inactivas, un patrón que se repite en toda Venezuela, donde el robo de equipos de los campos petroleros se volvió común durante el colapso económico de seis años del país. Pese a que Pdvsa no respondió a una solicitud de comentarios, un ex ejecutivo de la empresa estimó que se roban menos de 1.000 bpd de crudo, menos del 1% de la producción total.

Intento fallido en reparar refinerías

PDVSA lleva meses intentando reparar refinerías que se encuentran en mal estado debido a la falta de fondos para el mantenimiento y la compra de repuestos. Los esfuerzos causaron derrames de petróleo, fugas de gas e incendios que lesionaron a trabajadores.

La compañía logró reiniciar la producción de gasolina en sus refinerías Cardón de 310,000 bpd y El Palito de 146,000 bpd en junio y julio, respectivamente. Sin embargo, ambas sufrieron múltiples cortes no planificados en los meses posteriores, lo que resultó en una producción intermitente de combustible.

“No podemos realizar actividades tan exigentes si tenemos hambre”, expresó Freddy Camacho, un ingeniero que trabajó en el esfuerzo para reiniciar la refinería de Cardón y reparar refrigeradores para obtener dinero extra.

El robo de crudo se incrementa en Zulia

En Venezuela, el combustible abundante durante décadas resultó gratuito gracias a los subsidios. Pero esa situación cambió a principios de agosto, cuando Jaime, un productor de leche en Zulia, necesitaba enviar queso al mercado en Maracaibo; pero no pudo encontrar gasolina para conducir allí.

Un vecino le sugirió que llamara a un hombre llamado «El Flaco» – en español para «The Skinny Guy» – en la cercana ciudad de La Concepción. Jaime no le preguntó a ‘El Flaco’ de dónde venía la gasolina; aunque sí estaba al tanto del creciente robo de crudo y refinaciones improvisadas que se están produciendo en Zulia.

«Lo sacan de los pozos de petróleo aquí en La Concepción. Lo hierven y lo pasan a través de tubos de cobre, y luego te venden el líquido que gotea»; explicó al portal Reuters sobre cómo los venezolanos roban el crudo de Pdvsa.

Las redes sociales circularon varios videos de las refinerías clandestinas. En uno, se ve un pequeño fuego ardiendo debajo de dos botes negros sostenidos en un barril oxidado; con una serie de pequeños tubos que transportan líquido transparente en cubos. Un tubo más grande, enterrado bajo tierra, transporta ese líquido a latas de gas blanco.

¿Fiable?

No obstante, el ingeniero y especialista en seguridad industrial Jorge León detalló que el fluido que extraían las refinerías improvisadas resultaba químicamente volátil.

Explicó además que la misma carecía de los aditivos que normalmente se agregan a la gasolina; para garantizar la seguridad de los motores de los automóviles. “No solo puede dañar el motor, sino que podría causar explosiones”, agregó León.

La gasolina artesanal que Jaime compró a El Flaco no resultó una solución viable. ‘“El camión condujo bien durante un par de días, pero tres días después, el motor empezó a fallar. Ahora no se enciende», lamentó el comerciante.

También puedes leer: Empleados de Cantv protestaron despidos y jubilaciones injustificadas


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»