La historia de cómo Rubén Blades logró entrar a las Estrellas de Fania

524
Rubén Blades - Rubén Blades
Compartir

Rubén Blades es uno de los personajes artísticos que más fama ha creado tanto así que está próximo a recibir; un homenaje en la entrega de los Grammy. No todo es fácil en la vida de las personas; pero él supo transformar todo ese talento para hoy ser una verdadera estrella.

En los años setenta cuando la salsa parecía ser el género de moda tenías que luchas contra buenos cantantes. Todo esto hizo que el artista saliera en él, saliera la excelencia y empezara poco a poco.

Su familia no quería que fuera músico, todo lo contrario querían que ese artista se convirtiera en uno de los mejores abogados de Panamá. Pero a él le gustaba ese son salsero, esas composiciones propias; que transmitieran un mensaje. Todas esas canciones las guardaba para algún día cantarlas.

Rubén nunca se amilanó ante las dificultades, siempre creyó en su sueño de cantar.

Rubén Blades, salsa y una llamada telefónica

No tuvo miedo quería entrar al sello más famoso, ese ímpetu de ser artista lo llevó precisamente a llamar a Nueva York. Llamar nada más y nada menos que al sello Fania Récords; y preguntar si querían un cantante.

Pero en la llamada le dijeron que los cantantes sobraban y que habían muchos de ellos; pero cuenta el mismo que cuando estaba a punto e colgar preguntó; si había algo que hacer dentro del sello disquero y cuanto podía ganar.

Le dijeron que el único trabajo que quedaba dentro de la empresa era el de mensajero; mensajero, es decir llevar el correo de toda la empresa. El salario serían 125 dólares a la semana y aceptó. Con unos ahorros que tenía se marchó a Nueva York. Contactó algunos familiares para poder llegar los primeros días y luego pudo estar dentro del sello discográfico.

El «poeta de la salsa» junto al «Diablo de la salsa».

Ya dentro conoció a los grandes de la salsa era común ver a todos a Willie Colón, Héctor Lavoe; y todos los considerados estrellas del sello Fania. Eran personas que nunca le negaron al panameño su sueño de cantar.

Poco a poco y hasta arriba

Recibió la oportunidad de cantar junto a Willie y Lavoe y poco a poco se hizo famoso por su voz. Willie Colón escuchaba esas tonadas del artista y sabía de su potencial; cuando hubo la abrupta salida de Lavoe de la orquesta de Colón, la oportunidad era la de Rubén.

De esa manera, no podía creerlo cuando salió al ruedo, era un salsero que tocaba guitarra; que podía componer historias y desarrollar a la misma en una canción de salsa. Por ejemplo todo lo que han sido sus temas bandera como Pedro Navaja entre otros.

Ya al salir al ruedo el artista arrasó en ventas en Panamá, Colombia y sobre todo en Venezuela; donde se sorprendió por el recibimiento; donde las personas lo aclamaban como artista; de allí su amor por nuestro país.

De salsero a actor

Rubén Blades que tenía dentro no solo se quedó en el canto de salsa y de otros ritmos del Caribe; empezó una carrera como actor que lo llevó a Hollywood triunfando en el séptimo arte. A pesar de ver obstáculos supo enfrentarlos.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal:El día que Héctor Lavoe escapó de la mafia de Pablo Escobar en Medellín