San Blas curador de gargantas que murió como un mártir

1097
San Blas - San Blas
Compartir

La fe de San Blas curador de gargantas era muy grande ante los incrédulos pero le demostró; hasta el día de su muerte que sí existen los milagros. Desde niño se encomendó a Dios y precisamente; ese amor a Dios fue la que lo hizo santo.

Aparte de santo San Blas curador de gargantas se hizo obispo en la jerarquía católica; y se hizo médico para poder curar con mucha fe. Trabajaba a diario por la salud de los enfermos; de allí a que cada 3 de febrero es el día de su santo.

El trabajo diario y el laborar por la iglesia y por la salud de las personas lo hicieron inmortal. Tanto así que a pesar de haber sido asesinado en el año 316; sigue siendo vigente y curador. Al mismo se le atribuyen miles de milagros.

San Blas curador de gargantas salvó a un niño

Y cuando un pequeño estaba atragantado con una espina de pescado; este acudió al santo y fue curado. De allí a que muchas personas piden que el día de hoy se les bendiga; las gargantas y de allí se le encomienda esa tarea.

Es costumbre también cuando un niño se ahoga con agua; se le dice viéndole a la cara el nombre de San Blas curador de gargantas. De hecho muchas curaciones de cáncer de garganta; como laringitis y vías respiratorias se le atribuyen al santo.

Valencia tiene como en la Valencia de España una zona y una iglesia; con el nombre de este santo. El cual tuvo que luchar contra la maldad hasta el último día. Pero desde allí el mismo sigue curando a mucha gente; por su fe.

Su dolorosa muerte

Se dice que era el tiempo de la persecución contra los cristianos; San Blas curador de gargantas era un hombre de oración y de fe. Pero el mismo quedó detenido y muchos querían que renegara de su fe; y fue precisamente cuando la demostró.

Lo echaron a un lago y este caminaba sobre el agua; mientras les decía a los demás que creyeran. Pero estos se ahogaban en las aguas pero cuando regresó; la orilla el mismo fue decapitado en una dolorosa muerte.

Continua leyendo:El milagro de José Gregorio Hernández realizado en el llano

“Nasar