EXCLUSIVA: Testimonio de uno de los últimos venezolanos más buscados por EEUU

noticias24carabobo
166
Testimonio de uno de los últimos venezolanos - n24c

La historia jamás contada de Pedro Luis Martín Olivares, el supuesto narcotraficante que junto a Diosdado Cabello, Tareck El Aissami y otros, engrosan expedientes de la DEA, confeccionado a la carta por el gobierno norteamericano involucrando a Hizbullah.

Testimonio de uno de los últimos venezolanos 1 - n24c

CAPÍTULO 1: La recompensa

Es la una de la tarde, el tiempo comienza a correr. Sobre la mesa al menos 7 gruesas carpetas que contienen los expedientes de 15 años de persecución política y jurídica de Estados Unidos contra Pedro Luis Matín Olivares y otras personalidades del Gobierno de Venezuela.

Se dice fácil, pero es una historia que teje toda la estrategia que utiliza Estados Unidos no solamente en el caso de Pedro Luis, sino de todos los funcionarios políticos de Venezuela y otros países sancionados, para chantajear, extorsionar e ir construyendo; en nombre de la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo,  toda una narrativa para destruir los Estados Nación.

Matín llegó al encuentro periodístico con una actitud segura,  serena, como si nada le estuviese pasando, cómo si no le preocupara, o al menos así lo demostró, que ahora forma parte de la lista de los hombres más buscados por Estados Unidos junto a otros  cerca de 90 funcionarios, entre ellos el Presidente Nicolás Maduro.

Recientemente, junto a otros dos venezolanos, la administración de Donald Trump, ofreció 10 millones en recompensa por su cabeza, por quien diera información de su paradero.

Esta acción se suma a una escalada más que ha tenido que afrontar desde que en el año 2013 le empezaron a crear su expediente  por narcotráfico, supuesto socio del  narcotraficante colombiano Roberto Méndez Hurtado, alias pluma blanca quien manejaba la ruta del narcotráfico desde Colombia a Estados Unidos y países del Caribe.

Si usted no es funcionario desde el 2004,  7 años después, en el 2013, por qué aparece en los radares de la justicia de Estados Unidos.

«Querrás decir de las maniobras de la justicia politizada de Estados Unidos”.

«La historia comienza en el año 2015 cuando me enteré por las redes sociales de mi caso. Estados Unidos me acusó de liderar una organización internacional del narcotráfico que enviaba droga a Estados Unidos con Diosdado Cabello, Tareck El Aisami, el pollo Carvajal, quien era jefe de inteligencia militar del Comandante Hugo Chávez y otras personas del alto gobierno.»

«Imagínate, según el expediente que cursa en la Corte Federal del Distrito Sur de la Florida, yo fui con el mismísimo Diosdado Cabello, el segundo hombre más importante del país, a hacer entregas de drogas y cobrar el dinero, cosa que es un absurdo completamente.»

«Al conocer esa situación, inmediatamente me presenté ante la INTERPOL  en Venezuela porque había una Alerta Roja en mi contra emitida por el Gobierno de Estados Unidos.»

¿Quién es Pedro Luis Martín Olivares?

«Soy economista y abogado que he trabajado con los órganos de seguridad de Estado en Venezuela. Ocupé durante 2 años, desde el 2002 al 2004, durante el Gobierno del Comandante Chávez,  el cargo de Director de Inteligencia de la extinta DISIP hoy Sevicio Bolivariano de Inteligencia. Era una dirección de línea dentro del organismo, cuyo Director General era el General Miguel Rodríguez Torres.»

¿Usted sigue trabajando en  inteligencia?

«La inteligencia nunca se abandona y siempre te llega información.

«Jamás traicionaría a mi país y menos el legado del Comandante Chávez con quien aún me siento identificado desde hace 20 años”.

«Actualmente no trabajo en ningún organismo de seguridad.»

Pero hay muchos que piensan que usted maneja aún los hilos de la inteligencia, que es un agente en las sombras.

«Yo manejo información que no es lo mismo que estar al frente de un organismo, decirte eso, sería irrespetar la labor que llevan al frente los directores del SEBIN, Servicio Bolivariano de Inteligencia y del DGCIM, Dirección de Inteligencia Militar.»

Y entonces, ¿por qué Estados Unidos está tan interesado en usted si ya no es de los organismos de inteligencia?, ¿para qué les sirve?

«Yo en algún momento fui amigo de Hugo Carvajal, quien durante 11 años estuvo al frente de la Dirección de Inteligencia Militar y Estados Unidos vive haciendo mapas de las personas que pudieran servirle, como muchos otros casos, le vendieron la idea que yo era una persona clave que manejaba información y relaciones importantes en el país.»

¿Pero consideran que usted es un doble agente?

«El pensamiento es libre, yo no soy doble agente. Eso sí, las ofertas son infinitas y quien se doblega traiciona sus principios.»

Pedro Luis Martín Olivares, aparece en expedientes de la DEA, confeccionados a la carta, por el gobierno norteamericano

LA ESTRATEGIA DE ESTADOS UNIDOS

Quiere decir que usted ha recibido muchas ofertas para ser doble agente

«Sí, por ejemplo, estas acusaciones del Gobierno Americano donde me vinculan con narcotráfico desde el año 2013 es por no doblegarme y convertirme en un testigo falso de las causas que ellos construyen contra Venezuela o cualquier otro país, por no ser parte de sus falsos positivos. Quieren obligarme a convertirme en un testigo, en un hombre que tiene que negociar porque le crearon un expediente.

«Ese es su modus operandi, te siembran en unos expedientes, ponen a personas presas que ni te conocen, le dicen que tienen que declarar en tu contra para que le bajen la pena y  para eso existe una arquitectura jurídica, que está enmarcada en una Ley Federal que ellos denominan regla 35 del Estado de la Florida donde les reducen las penas a cambio de información.

«El narcotraficante que me señala  de ser su supuesto socio, Roberto Méndez Hurtado, alias Pluma Blanca, a quien nunca he visto en mi vida, siendo un narcotraficante convicto y confeso en los Estados Unidos,  según reseñan los medios de comunicación; manejaba la ruta de la droga de Colombia hacia Ecuador, México, Puerto Rico y las Islas Vírgenes,  le rebajaron la pena de 4 vidas a 19 años por declarar en mi contra, en contra de Diosdado Cabello, Tareck El Aissami, Hugo Carvajal, Rangel Silva y Rodofol Mactruck quien era un simple funcionario del CICPC, Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas.

«Cómo puedes explicar que el tal Roberto Méndez Hurtado, mi supuesto socio, apresado por Estados Unidos en el 2011 y acusado en 3 estados por narcotráfico, no me menciona en ninguna de sus declaraciones iniciales, pero dos años después, es decir, el 14 de marzo del 2013 resultó ser mi teórico mejor aliado.

«Méndez Hurtado rinde una declaración en la DEA donde me menciona y allí se comienza a construir el expediente, digámoslo así, el expediente capítulo Pedro Luis Martín Olivares, Diosdado, Tareck y el resto de las personas que ya mencioné.

«Por qué dos años  después, de la nada aparezco en el expediente de ese narcotraficante que tenía al menos 4 cadenas perpetuas, la respuesta es que Hurtado  se plegó a la regla 35, es decir, llegó a un acuerdo con la DEA, entregó información falsa y a cambio le rebajaron la pena nada más y nada menos que de 4 cadenas perpetuas  a 19 años de cárcel.

«Méndez Hurtado se convirtió en ese lapso de dos años, entre otros narcos, en el testigo estrella de Estados Unidos contra altos funcionarios venezolanos, es decir, Diosdado, Tareck El Aissami, Carvajal, yo, etcétera, formamos parte de al menos 250 señalamientos que le siguen sirviendo al narcotraficante para bajar su pena, y al gobierno norteamericano, para seguir engrosando sus expedientes contra este país.»

«Es decir, el país que lucha contra el narcotráfico beneficia a un narcotraficante para ponerle la mano a Venezuela.»

«¿Cuándo rindió declaraciones ante la DEA?, ¿en qué fecha lo hizo?, este dato es importante, lo hizo el 11 y el 12 de marzo del 2013, 6 días después de la muerte del Comandante Hugo Chávez. Si analizamos la línea de tiempo, Estados Unidos ya estaba preparando la otra fase del expediente de narcoestado contra Venezuela y comenzó la carrera de persecución.»

Prueba del acuerdo firmado entre el Fiscal Richard Gregorie y el narcotraficante Roberto Méndez hurtado donde se comprueba su negociación para bajarle la condena de 4 cadenas perpetuas a 19 años de prisión a cambio de información falsa.

LÍNEA DEL TIEMPO

¿Quiere decir que todo forma parte de la estrategia de Estados Unidos contra Venezuela?

«Fíjate en abril gana Nicolás Maduro las elecciones presidenciales y con mucho más fuerza, Estados Unidos sigue creando la tesis del Estado forajido, y sigue construyendo expedientes contra altos funcionarios del gobierno.

«En abril del 2014, Barack Obama ya hablaba de declarar a Venezuela como una amenaza para los Estados Unidos y así lo materializó el 19 de marzo del 2015, firmó el Decreto declarando a Venezuela como una amenaza inusual contra la seguridad de ese país.»

«Nada es casual. Al menos a 90 funcionarios de diferentes niveles del alto gobierno, Estados Unidos los ha sancionado e involucrado en esos expedientes amañados que va robusteciendo de acuerdo al momento político y a sus intereses.»

«Por ejemplo, ahorita se acercan las elecciones en Estados Unidos y las parlamentarias en Venezuela, es el momento perfecto para generar matrices que alimenten la tesis del narcoestado y Estado forajido.»

Eso le iba a preguntar. Por usted Estados Unidos acaba de ofrecer 10 millones de dólares de recompensa. ¿Tiene temor?

«Podría describirte tres fases de mi caso o tres capítulos. El primer capítulo: la creación del expediente, que recoge mentiras y búsqueda de testimonios falsos.

«El segundo capítulo: la inclusión en la lista OFAC. Resulta que la Oficina de Control de Activos Extranjeros es la plataforma que utiliza el Gobierno de Estados Unidos para chantajear y presionar. Hoy la OFAC se ha convertido en una especie de corporación mafiosa donde incluso empresarios venezolanos han pagado a bufetes en Venezuela para que los saquen de la lista. Estos bufetes están vinculados a Carlos Veccio, el representante de Guaidó en EE.UU.

«Y el tercer y último capítulo: la recompensa. Al poner precio de 10 millones de dólares a mi cabeza, por un lado me genera alertas por el tema de mi seguridad y la de mi familia, y por otro lado, es indignante.

«Yo no soy un delincuente, ni un narcotraficante y jamás sucumbiré a las presiones de Estados Unidos para convertirme en un supuesto testigo clave y de esta manera servir a su guión holiwodense para que me liberen, porque esto es como una especie de secuestro, una extorsión, te libero si me sirves como un testigo a la carta que van a utilizar en contra de cualquier persona de acuerdo a lo que necesiten.»

«Llevo 15 años luchando por mi dignidad y por defender la verdad, que en últimas es la verdad también de Venezuela.»

«Fíjate si no es política la cosa, que hay una parte del expediente donde construyen una narrativa que yo soy prácticamente el Capo del Cartel, y cuál es el Cartel, un grupo político que fue entrenado por el Comandante Hugo Chávez donde están el pollo Hugo Carvajal, Diosdado Cabello, Jesee Chacón, Rangel Silva, Tareck El Aissami entre otros, para vender droga, lavar dinero y un sinfín de mentiras atroces en donde mi supuesto jefe, porque según narra el narcotraficante Méndez Hurtado en su declaración, yo era hasta su chofer y me ordenaba darle el dinero a mis ¨subalternos¨, es decir a Diosdado etc, para pagarle a los militares quienes eran la fuerza que sostenían a Chávez.

«Pero además yo mandaba a la gente a entrenarlos con Hizbullah para darle seguridad al Estado y a las operaciones del narcotráfico al mejor estilo de Netflix. Allí es donde vinculan a Tareck El Aissami.

«Imagínate, yo un director de línea de una oficina de inteligencia de un órgano de Seguridad de Estado, tenía a sus pies a todo un alto gobierno que se sostenía con dinero del narcotráfico. Esa es la narrativa que hasta ahora mantienen.

«Y sabemos la historia con Chávez, satanizado por W. Bush, Obama, como el supuesto líder Presidente del narcoestado y así han construido todo un entramado que ha llevado al país al momento de hoy, sanciones y más sanciones ilegales, bloqueo y pare de contar porque la historia continúa con Nicolás Maduro, con Trump a la cabeza. El cuento de nunca acabar.

«No les importa cuidar las formas porque ellos arman su historia, la cambian como quieren e inducen a los presos a declarar en contra para robustecer esos expedientes, inducen también en errores al aparato de justicia norteamericano que en últimas, lo utilizan para sus fines.

«Mejor dicho, el Chapo Guzmán y yo. Estoy más cotizado que el Chapo Guzmán, por él ofrecieron una recompensa de 3,8 millones de dólares y por mí, 10 millones de dólares, bueno en realidad todos los funcionarios venezolanos estamos en ese ranking menos el Presidente  Nicolás Maduro, por quien ofrecieron 15 millones.»

«Todo muy incoherente, muy maquiavélico.»

Parte del contenido del testimonio falso del narcotraficante Roberto Méndez Hurtado donde involucra a funcionarios venezolanos con supuesto narcotráfico.

UN PLAN EN MARCHA

En el 2015 la propia embajada de Estados Unidos en Venezuela emite una nota diplomática donde desestima su extradición. Insisto, por qué cinco años después, ahora, ofrecen recompensa por usted. Qué hay detrás de esa acción.

«No solo desestiman mi extradición, sino textualmente responde al Tribunal Supremo de Justicia a través de una nota diplomática que no solicitarán mi extradición, esto quiere decir que el procedimiento decayó.

«Utilizan todos los medios judiciales y extrajudiciales para poder acorralar y obligar a negociar. Su interés nunca es hacer justicia.»

«Pero más allá,  ellos jamás esperaron que yo iba a hacerles frente, que me iba a presentar ante la INTERPOL en Venezuela y ese organismo generó mi aprehensión y me puso a la orden de la fiscalía que a su vez, como lo establece la norma, me presentó ante los tribunales competentes.

«Estados Unidos nunca le envió los documentos al TSJ, y además,  le dice  que no me va a solicitar en extradición y esa es razón por la cual decae la acción.

«Por qué nunca le envían los documentos, porque es un montaje, es un caso político que fue construido también mediáticamente para hacer ver que la justicia venezolana me favoreció y de allí la protección a supuestos narcos vinculados al gobierno, vas viendo la narrativa.

«Periodistas han publicado ese argumento, ignorando los procedimientos y la flagrante violación  de los múltiples tratados internacionales de extradición.

«Me preguntas, por qué en este momento desempolvan de nuevo mi caso. Hay dos teorías, la primera: un plan de extracción de todos los que hemos sido sancionados, es el mismo guión usado contra Noriega en el caso de Panamá; por cierto el fiscal que apertura mi expediente es el mismo del caso de Panamá, se llama Richard Guegorie, ¿casualidad?, la respuesta es no, ya tenía experiencia y la estructura armada.

«Y la segunda razón: necesitan mi falso testimonio para legitimar, insisto, sus teorías construidas en esos expedientes que obecen a las plantillas prediseñadas que les dio éxito en Panamá.

«Hagamos un ejercicio, si me detuvieran o yo me entregara, que eso no existe, no hay presión que valga, jamás voy a reconocer algo que no soy, jamás voy a asumir que soy narcotraficante, por una razón muy simple: no lo soy. El Gobierno de Estados Unidos utilizaría mi testimonio en las cortes para seguir violando el Derecho Internacional, para seguir atacando a Venezuela.»

«Hay dos formas de detenerte, secuestrándote o extraditándote. Ellos sueñan con un Golpe de Estado en Venezuela, según lo describe Iván Somonivis prófugo de la justicia venezolana.»

«Si hay un golpe de facto en Venezuela la junta de transición cambiaría la Constitución, seríamos extraditables, no solo yo, sino cualquier venezolano. Actualmente la Constitución lo prohíbe. Por eso, ellos no quieren que se hagan elecciones que constitucionalmente están establecidas para renovar la Asamblea Nacional, porque hoy les sirve a sus intereses.

«Deben tener un plan de Golpe de Estado que incluye la extracción de las personas a quienes ellos pusieron precio a su cabeza como lo pensaban hacer en la fallida Operación Gedeón.

«He decidido romper el silencio porque ponerle precio a mi cabeza, es como si se tratara de una última acción y definitivamente hay que seguir defendiendo la verdad.»

La embajada de EE.UU. informa al Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela que no presentarán la solicitud formal de extradición.

CONTINUARÁ…

En una próxima entrega conoceremos con pruebas y testimonios, cómo los Medios de Comunicación van armando el guion para que el aparato policial y el sistema norteamericano adecúe la justicia a su medida y los testigos a la carta, para criminalizar a un país, sus políticos y organizaciones.