El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, regresa a la Casa Blanca; tras una hospitalización de tres días para tratarse el COVID-19. Sin embargo, médicos han advirtieron que «no está fuera de peligro».

Cabe destacar, que Trump ingresó al hospital militar Walter Reed el pasado viernes; por experimentar síntomas como fatiga y fiebre.

Asimismo, este lunes, tras anunciar por Twitter su salida del hospital; el presidente abandonó el recinto militar a pie, con una mascarilla puesta. Saludó a las cámaras levantando el puño y también el pulgar, dos de sus gestos característicos.

De ahí abordó el helicóptero presidencial Marine One, que en un breve vuelo lo trasladó de vuelta a la Casa Blanca; donde tendrá un personal médico prestigioso a su disposición las 24 horas del día.

Trump regresa a la Casa Blanca
Foto: EFE

Continúa Leyendo: Egipto presentó 59 sarcófagos de hace 2.600 años con sus momias intactas (+Fotos)

Trump regresa a la Casa Blanca

Igualmente, una vez en la Casa Blanca, Trump subió las escaleras del pórtico sur de la residencia, se quitó la mascarilla, posó para fotos y saludó la partida del Marine One. Segundos después, el mandatario entró sin mascarilla al interior del edificio.

Sin embargo, el presidente de hecho es de los primeros pacientes conocidos de COVID-19; a los que se ha suministrado una combinación de tratamientos potentes:

El cóctel experimental de anticuerpos de la farmacéutica Regeneron que recibió el viernes; el antiviral Remdesivir y el esteroide dexametasona.

Pues, la dexametasona suele ser suministrada normalmente en casos graves de la COVID-19 y muchos doctores advierten contra su administración en fases tempranas de la enfermedad.

Continúa Leyendo: Lo que dejó el debate presidencial en Estados Unidos y los cambios


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»