¿Por qué tu perro quiere dormir contigo?

pasarela de pago crixto
636
tu perro - Noticias24carabobo

Desde el momento en el que construyes un nexo afectivo con tu perro, éste incluirá la premisa de dormir juntos. Es una especie de pacto tácito en la relación. Para los perros, el lecho compartido es un compromiso de fidelidad y acompañamiento. Esta suerte de voto que se renueva en la cercanía es similar al comportamiento del cachorro humano; los niños.

Los estudios realizados por Topál, J., Miklósi, Á., Csányi, V. y Dóka, demuestran esta similitud. Los canes, al verse sin su figura de referencia, presentan comportamientos propios del apego infantil por sus progenitores.

Tu perro no es un solitario

En estado salvaje, tu consentida mascota de seguro se movería en una manada y por lo tanto dormiría en grupo. De hecho, si convives con más de un perro cuya relación es buena, habrás notado que jamás duermen solos. La mayoría, o duermen con sus humanos o duermen juntos en el mismo entorno.

Puedes leer: En la capital de los monos, donde los macacos están fuera de control

El hecho de ser una criatura de manada implica que tu perro vela y se preocupa por los suyos. Dentro de esta convivencia, dormir juntos es una condición implícita pues conlleva a la protección mutua.

Mientras dormimos nos encontramos en una situación expuesta, de gran vulnerabilidad. Es por ello que los perros se inclinan por dormir cerca de sus humanos. La cercanía en el dormir garantiza protección, un comportamiento natural de la especie.

Seguridad y calor

El compartir el lecho también significa que le transmites seguridad y confianza. Tu perro se encuentra a gusto y sereno. Te ve como una figura de referencia a la que seguir y en la que puede confiar. De acuerdo a su lógica, si duerme contigo, entonces también te seguirá a donde vayas. El seguirte es una extensión de su confianza al dormir.

Hundirse entre las sábanas hasta el lugar más cálido es señal que tu compañero cuadrúpedo se siente cómodo con el calor. Su gusto por las altas temperaturas corporales explica igualmente su complacencia por estar encima de ti. Calor y cercanía emocional son equivalentes en su mundo.

Puedes leer: Terremoto en Oaxaca dejó muertos, casas destruidas y pocas esperanzas

Pero la razón de mayor peso por la cual tu perro quiere dormir contigo es el amor. Dormir a tu lado es la manera idónea de demostrar su seguridad, sentido de protección y adoración por tu compañía. Un perro no querrá dormir con alguien que no quiere. Esta es una gran lección que deberíamos considerar los humanos, por nuestra inconsistencia sentimental en los espacios de convivencia. El acto de dormir es tan puro en los perros como su misma alma.