Venezolanos y colombianos construían túnel en una cárcel de Perú

Un ducto subterráneo de 180 metros iba a permitir la fuga de varios presos por narcotráfico del recinto ubicado en el sector de Lurigancho en Lima.

496
Túnel en una cárcel de Perú - Túnel en una cárcel de Perú
Compartir

Un túnel en una cárcel de Perú quedó descubierto por parte de la Policía Nacional de Lima. En el centro penitenciario Miguel Castro Castro de Lurigancho en Lima; encontraron el pasadizo subterráneo de 180 metros.

La Policía Nacional del Perú hizo el hallazgo que iba a permitir la fuga de presos de diferentes nacionalidades. Se pudo conocer que el pasadizo subterráneo era para que varios reos del narcotráfico salieran del túnel en una cárcel de Perú.

Se pudo conocer de manera extraoficial que venezolanos y colombianos estaban en la construcción del subterráneo. Hasta ahora un ducto de 180 metros que facilitaría la salida de los privados de libertad.

Hasta ahora la fuga planeada era al estilo del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán. Quien mediante un pasadizo subterráneo pudo escapar de una prisión en México; los narcos peruanos planeaban hacer lo mismo.

Túnel en una cárcel de Perú descubierto

En una vivienda ubicada en el sector Santa Rosa en Lima dieron con el pasadizo subterráneo. La construcción estaba hecha por obreros extranjeros entre ellos italianos y colombianos. Los hombres habían construido un trecho de 180 metros al estilo del Chapo.

Túnel en una cárcel de Perú - Túnel en una cárcel de Perú

La vivienda se comunicaba cercana al sitio de reclusión, se pudo conocer que los obreros quedaron detenidos. Mediante pico y pala y utilizando técnicas de avance habían hecho en túnel en una cárcel de Perú. La fuga además quedó frustrada por las autoridades.

El pasadizo daba exactamente con las celdas donde estaban los narcotraficantes retenidos. La Policía Nacional del Perú había hecho un trabajo de inteligencia y frustró la fuga de presos. Los mismos revelaron además que la salida era para los días de Navidad.

Detenidos y confesos

Hasta ahora la Policía Nacional del Perú colocará vigilancia especial y seguridad para evitar las fugas. Hasta ahora el ducto subterráneo era además de 180 metros por apenas un metro veinte centímetros de ancho.

El mismo constaba de iluminación, los presos estaban entrenando físicamente para poder escapar. Se pudo conocer que el subterráneo quedó sellado por parte de la Policía Nacional del Perú en Lima. La seguridad quedó redoblada en el recinto penitenciario Miguel Castro Castro.

Sigue leyendo:Sistema de salud de Perú debe ser renovado pronto

“Nasar