Mientras la ciudad vive a diario el caos de transporte en Valencia desaparecieron las líneas de buses y microbuses; y no hay planes de ordenamiento del mismo.

Diariamente cuesta trabajo trasladarse y no hay rutas establecidas, tampoco se sabe si existe la dirección de transporte. Cada camionetero sale en la madrugada a buscar la ruta donde estén mayores pasajeros.

Carga pasajeros para donde el guste y no hay planes establecidos  son muy pocas las líneas que quedan funcionando. Atrás quedaron aquellas rutas establecidas, y las líneas que cubrían la mayor demanda de pasajeros en Valencia.

Recuperar todo nuevamente

Para el urbanista Carlos Monsalve hay que ordenar todo, hacer planes de transporte de emergencia, con horarios establecidos. Resaltó que es triste ver que Valencia tiene el parque de transporte público más abandonado que existe.

CONTINUA LEYENDO: ¡OLVIDO! LAS ESCALERAS MECÁNICAS DEL METRO DE VALENCIA INSERVIBLES

Dijo que hay muchos problemas que bordean el transporte y mientras eso exista la ciudad no podrá crecer. “Es imposible pensar en desarrollo cuando vemos que tenemos unidades que no cuentan con el menor mantenimiento”, dijo.

Explicó que las alcaldías y la gobernación deben de estudiar el caso y no colocar autobuses en rutas donde no se necesitan.

Remarcar paradas y volver a las rutas largas

El problema del transporte en Valencia data de hace tres décadas el mismo fue creciendo como un espiral hasta llegar a los actuales niveles.

“Los repuestos, mantenimiento y censo de rutas debería de hacerse permanente, es la única manera de recuperarse en esta materia”, dijo Monsalve.

Autobuses sin mantenimiento, unidades que se perderán

Expresó Monsalve que el gobierno nacional y regional han colocado autobuses en la vía pero los mismos no cuentan con mantenimiento. “Si esos autobuses no se les hace mantenimiento se perderán. Ya de los Yutong rojos no queda casi y de los Transdrácula hay que aceptar que les pasará igual”, dijo.