Artech Digital

Hace exactamente un año empezaban los trabajos y el cuido al distribuidor San Blas en Valencia; en el mismo se iban a rehabilitar las pistas, con asfaltado, iluminación, señalización y hasta embellecimiento.

La emblemática estructura que conduce a otros destinos desde la capital carabobeña recibió pintura. Aparte de la pintura también colocaron algunas defensas, pintaron los separadores viales y todo se veía acorde con la ciudad.

Los baches que habían entre las juntas se quitaron pero el cuido al distribuidor San Blas duró poco; ahora se ve olvidado. Se ve muy deteriorado en todas partes y de la pintura queda poco en su totalidad.

El cuido al distribuidor San Blas duró poco

Unos 150 metros en la vía de servicio de Metrópolis sigue una tanquilla sin tapa; la misma es el verdadero peligro para los conductores. Pocos saben que la tanquilla no tiene tapa y se han llevado una mala experiencia sobre todo en horas de la noche.

CONTINUA LEYENDO: LA OLVIDADA Y AHORA ODIADA PLAZA DE TOROS SIGUE ABANDONADA

Pero el cuido al distribuidor San Blas duró poco teniendo en cuenta cuantos vehículos circulan por la referida vía. También aparte de la vía lo que era el paisajismo se ha ido deteriorando; se colocaron dos obras y las mismas poco a poco han ido perdiendo su sentido artístico.

De igual modo los chóferes se han quejado del aviso principal que está en la vía. En la cual señalan los destinos muchos han dicho que las letras están muy pequeñas. Las anteriores reflejaban los destinos con mayor visibilidad.

Iluminación poca

La tecnología tampoco parece llegar al distribuidor San Blas ya que en horas de la noche no hay iluminación. En otros países los distribuidores viales se iluminan con sistema de paneles solares e incluso otras técnicas.

Pero en Valencia, en plena ciudad industrial y se sigue iluminando por sistema normal.