Venezolanos en basurero de Brasil disputan restos de comida
Foto: EFE

En el basurero municipal de Pacaraima, ciudad fronteriza entre Brasil y Venezuela un grupo de venezolanos montó una pequeña villa. Donde disputan restos de comida con buitres y perros.

Pues, en unas seis pequeñas viviendas fabricadas con material de desecho y escondidas; en un pequeño bosque en medio del basurero de Pacaraima. Viven unos cuarenta refugiados venezolanos. Según EFE en una visita al lugar.

Ubicado unos 10 kilómetros de distancia de la frontera entre ambos países. Pacaraima, el único paso en los casi 2.200 kilómetros de frontera terrestre entre Brasil y Venezuela.

Asimismo, recibe diariamente unos 400 venezolanos que huyen de la crisis económica, política, social y humanitaria de su país.

Venezolanos en basurero de Brasil disputan restos de comida
Foto: EFE
Continúa Leyendo: Decomisan avioneta en Aruba con una tonelada de oro venezolano

Muchos venezolanos en Brasil se encuentran sin recursos; para continuar hacia Boa Vista, la capital del estado de Roraima. Sin embargo, terminan estableciéndose en Pacaraima y sus alrededores.

Así como, para vivir de lo que pueden; lo que ha generado tensión por el aumento de la violencia en la región y ha provocado hasta ataques xenófobos.

Lo más difícil es la hostilidad que sienten en las calles; ya que muchos brasileños los insultan y los amenazan.

Igualmente, pese a que aseguran que se dedican a rebuscar entre la basura latas, metales, cartones y otros materiales reciclables que pueden ser revendidos.

Los venezolanos establecidos en el basurero de la ciudad fronteriza de Brasil; no esconden que también buscan comida para su propio consumo.

Venezolanos en basurero de Brasil disputan restos de comida
Foto: EFE

Basurero de Pacaraima

No obstante, a pesar que a a simple vista el basurero parece vacío, y desde la carretera tan solo se observan las montañas de basuras y numerosos perros y zamuros.

Pues, un recorrido por su interior permite ir encontrando grupos de personas removiendo objetos.

Del mismo modo, la aparente calma en el basurero en Brasil; es interrumpida dos veces por día. Cuando un camión trae la basura procedente de Pacaraima y la arroja al depósito sanitario.

En ese momento se produce una correría de inmigrantes interesados en lo que puedan rescatar de la basura recién llegada; y que retiran de las bolsas que rasgan a la fuerza.

Cabe destacar, que según datos oficiales, al menos 264.000 venezolanos que huyeron de su país e ingresaron a Brasil; ya solicitaron la regularización de su situación migratoria en el país.