Este viernes, la venezolana Yulimar Rojas rompió récord mundial de salto bajo techo con 15,43 metros en el Meeting Villa de Madrid. 

Pues, atrás quedó, en el ránking histórico, los 15,36 que la rusa Tatyana Lebedeva obtuvo el 6 de marzo de 2004 en Budapest.

Asimismo, la dos veces campeona mundial y subcampeona olímpica de triple salto; y ahora campeona mundial bajo techo empezó con un nulo muy largo.

Luego, ajustó en el segundo para ponerse en cabeza con 14,65; volvió a hacer nulo en el tercero y en el cuarto, con 15,29. Puso ya en grave riesgo el récord mundial.

No obstante, Yulimar Rojas volvió a cometer un nulo en la penúltima ronda y se despidió con una carrera explosiva; y un triple vuelo majestuoso que la llevó a aterrizar a 15,43 metros de la tabla.

Asimismo, la cubana Liadagmis Povea, compañera de entrenamientos de la venezolana bajo la dirección de Iván Pedroso, terminó segunda con 14,52.

Pues, la portuguesa Patricia Mamona vencedora del World Indoor Tour de triple en 2019, en tercera con 14,28.

Junto a la mejora de su técnica, bajo la supervisión de su entrenador, el multicampeón mundial de longitud Iván Pedroso, la venezolana se ha propuesto «ser más aguerrida, echarle más coraje» a este año olímpico, en busca del oro en Tokio 2020.

Igualmente, en Madrid, se ha revelado una plaza propicia para Yulimar Rojas, que rompió por primera vez el muro de los 15 metros; y ha mejorado cuatro veces su marca personal.

Sin embargo, la española Patricia Sarrapio terminó séptima con 13,58; y María Vicente, campeona de Europa sub-20, octava con 13,37 en su primer triple de la temporada bajo techo.

Récord mundial de Yulimar Rojas en Meeting Villa de Madrid 

Continúa Leyendo: Vinotinto de baloncesto sorprendió a Argentina en la Americup

Yulimar Rojas hace historia

Por su parte, tras el récord mundial de Yulimar Rojas la atleta manifestó; «estoy muy contenta esto era muy deseado desde que comencé la temporada pasada».

Además, agregó «Madrid siempre me sorprende, es muy grato, y lograrlo aquí, con estas personas, me pone contentísima».

Sin embargo, Yulimar Rojas se mostró convencida de que el récord «saldría solo» con el tiempo; aunque no esperaba que fuera en Madrid.

La deportista añadió «mi entrenador me decía que hoy era el día, que era mi momento, pero ahora estoy en estado de shock. Voy a tener que llegar a casa, calmar mi ímpetu, mi fuerza, la adrenalina, y dar gracias a Dios, porque tengo ganas de llorar«.