Artech Digital
Adolescente ordenó asesinar a su madre en Anzoátegui
N24 Carabobo te lleva toda las noticias del día de una manera objetiva e imparcial informando a los Venezolanos

A la veterinaria la estrangularon al oriente del país. Según el novio de la hija, la adolescente ordenó asesinar a su madre.

Encontraron el cuerpo en un en pozo séptico. Identificada como Dayana José Santoyo Martínez, de 30 años.

Versión oficial informó que murió estrangulada en el caserío Putucual, ubicado en  el estado Anzoátegui. La mujer estaba desaparecida desde el 11 de septiembre.

Asimismo, según explican cuando preguntaban a la hija por ella, esta contestaba que Dayana se había ido de viaje y la había dejado cuidando a su hermanito de 11 meses.

Sin embargo, parientes no creyeron la versión y elevaron la denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), en Puerto La Cruz.

Supuestamente, por su yerno, llamado Ricky, de 21 años y un vecino conocido como Junior, reportó la versión digital de El Tiempo, del estado Anzoátegui.

Por otra parte, la mujer, quien se desempeñaba como auxiliar de veterinaria, se fue a dormir junto a su otro hijo de 11 meses. Fue cuando la adolescente ordenó asesinar a su madre en Anzoátegui.

Adolescente ordenó asesinar a su madre en Anzoátegui

Discusión provoco el asesinato en Anzoátegui

Además, los dos detenidos confirmaron lo que los vecinos contaban; tras la discusión aprovecharon que la mujer dormía y la estrangularon.

Del mismo modo, la joven quería que también mataran a su hermano para no levantar sospechas del supuesto viaje de Dayana.

Tras el crimen, ocultaron el cadáver lanzándolo a un pozo séptico, encima arrojaron arena, ropa y basura que encontraron en el patio de la casa en Anzoátegui.

La joven habría sugerido que mataran a un perro y lo lanzaran en el mismo pozo con el cuerpo de su madre para disimular el mal olor.

El hombre de 21 años y la adolescente fueron detenidos, el tercer implicado se encuentra fugado. Debido a su edad, la menor es «inimputable”.

Continua leyendo: Hueco en la avenida Enrique Tejera se tragó a un motorizado