¡Misterio! La sombra de la avenida Urdaneta en Valencia

1518
La avenida Urdaneta en Valencia - La avenida Urdaneta en Valencia
Fotos: Cortesía.
Compartir

Era mayo de 1997 cuando Katiuska caminaba por la avenida Urdaneta en Valencia en paso apurado. Había salido tarde del trabajo en la Torre 4 bajó y decidió irse caminando a esa hora hasta su casa.

“Yo no voy a gastar en taxi, me voy caminando y llegó rápido a La Michelena, ja! me voy a pie”. El reloj marcaba la medianoche en Valencia y el bullicio de la arepera de la avenida Cedeño con Bolívar le daba un poco de ánimo para caminar.

Prefería no tomar la avenida Constitución que en aquellos años era una avenida donde circulaban carros. Cuando pasó el cruce con la avenida Bolívar se extrañó de ver la figura de un hombre; con sombrero y gabardina color negro parado en la otra esquina de la Cedeño con Urdaneta.

No le dio buena espina y prefirió bajar hasta la calle Vargas, volteando y viendo que el hombre estaba en el mismo punto. La sangre se le heló cuando vio que este caminaba como por el aire a paso apurado quedando cerca de ella.

La mujer salió corriendo por el lugar y sin temor a caerse llegó hasta la calle Rondón. “Dios mío ayúdame”, se quedó esperando ver a la sombra que había visto en la Cedeño. “Cómo pudo llegar hasta aquí tan rápido»; se asombraba que nadie pasara por el lugar.

La avenida Urdaneta en Valencia y la sombra

Katiuska sentía que su corazón latía a millón en su pecho y siguió corriendo hasta la calle Independencia; donde se asombró de no ver a nadie en el lugar. La figura del hombre de gabardina y sombrero se detenía a la vez que ella lo hacía.

La dama estaba arrepentida de haberse ido caminando cuando tenía el dinero para irse en taxi. Apuró el paso por la cuadra hasta llegar al Cine Imperio donde solo los faroles alumbraban parte de la plaza.

La sombra se desvió a paso veloz por la calle Libertad mientras ella llegaba a la Catedral. Desde aquella noche se dice que hay una sombra que deambula en esa calle valenciana y que la misma no se acerca al recinto religioso.

Todo lo contrario, la misma huye hacia la calle Libertad y desaparece en la oscuridad de la misma. Incluso algunos comentan que han visto a la misma en la recordada “Esquina del Candilito”; ubicada entre Libertad y Martín Tovar de Valencia.

Algunos taxistas que trabajan en horas de la noche se han asombrado de ver a la misma en algunas de las calles del centro valenciano.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal: 

La leyenda de Gregorio Rivera en Mérida

Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar