La aterradora bacteria come carne tampoco tiene vacuna

pasarela de pago crixto
912
Bacteria come carne - Noticias24Carabobo

La aterradora bacteria come carne que en realidad se llama Vibrio vulnificus y acecha en playas, aun no tiene vacuna.

Según los científicos pertenece a la familia del bacilo que causa el cólera. Su zona de confort para propagarse en las tibias y saladas aguas del mar en época veraniega.

Para ella no hay tapaboca que valga ni gel antibacterial. En la temporada de vacaciones escolares espera por los inocentes turistas en las playas de Florida en Estados Unidos. En ocasiones el Departamento de Salud de ese estado (DOH, por sus siglas en inglés) ha expedido alertas de contagios.

Puedes leer: Gasolina subsidiada será solo para vehículos registrados en Sistema Patria

Entre los síntomas de la espantosa bacteria se cuentan daños en los tejidos y ulceraciones en la piel. De allí proviene el popular nombre de bacteria come carne. Sin embargo, las autoridades aclaran que la ocurrencia de la enfermedad es muy baja y se pueden adoptar medidas para evadirla.

La pasada temporada 11 personas en Florida resultaron atacadas por la bacteria. Tres de ellas fallecieron. Cada año en Estados Unidos se presenta un promedio de 90 casos, según el  Centro para el Control de Enfermedades (CDC).

Bacteria come carne al acecho

De todas ellas unos 80 pacientes ameritan hospitalización. La mayoría de los casos se registran en estados del Golfo de México, la región costera del sur de Estados Unidos.  Las autoridades recomiendan evitar la exposición de heridas abiertas al agua salada o salobre, así como consumir mariscos crudos cosechados de esas aguas. Además sugieren usar ropa protectora como guantes al manipular mariscos crudos.

En uno de los videos que divulgó el DOH para ilustrar al público se señala que hay dos formas de ser atacados por la bacteria come carne. «Es posible infectarse de dos maneras. Por ingestión y por medio de infección en una herida», dice Carina Blackmore, epidemióloga y veterinaria del sistema de salud pública.

Consumir moluscos crudos que podrían contener la bacteria en verano, es una de las formas más comunes de contraer la enfermedad. Comer ostras crudas está contemplado como un riesgo dentro de las recomendaciones.

Puedes leer: EE.UU. cuece un complicado caldo para una nueva guerra de secesión

La infección «se manifiesta con síntomas de gastroenteritis, como vómito, diarrea y dolor abdominal», añade Blackmore. Sin embargo, cuando la infección ocurre a través de una herida abierta mientras la persona nada en el mar, se presentan daños en los tejidos, ampollas y ulceraciones.

Los médicos señalan la bacteria come carne por lo general no representa graves amenazas a la salud. Pero las personas con algunas condiciones médicas específicas la situación cambia. Ataca los tejidos de la piel.

Por ejemplo en personas con un sistema inmunológico débil o enfermedad crónica del hígado son candidatas a afectar el fluido sanguíneo. Ello puede conducir a un shock séptico, con síntomas como fiebre, temblores y presión baja. Las heridas tardan más en curarse y en casos graves conlleva a la amputación para poder recuperarse.

Acaba con los tejidos de la piel

A veces las personas piensan que se trata de una simple picadura y con el tiempo la bacteria come carne comienza su labor devastadora. Se trata de una cuestión de vida o muerte para la cual hasta la fecha no hay vacuna.

A algunos pacientes les han practicado más de 60 operaciones para tratar de quitarle la piel muerta. La infección les carcome los tejidos y por último deriva en gangrena.

  • Redacción periodista Gustavo Rodríguez