El misterioso hombre de la calle Girardot en Valencia

626
calle Girardot en Valencia - calle Girardot en Valencia
Foto: Mapio.
Compartir

Era septiembre 1988 y Alfredo iba manejando por la calle Girardot en Valencia, estaba ya pasada la medianoche. Quedó sorprendido al ir en su taxi, un Malibú de los 80 y ve a un hombre trajeado, de guantes blancos y hasta con sombrero de copa.

La noche estaba mala y no había hecho dinero en la semana y el hombre detiene el taxi. ¿Buenas noches, cuanto me lleva hasta Santa Rosa?, Alfredo tenía miedo de subirlo al taxi, aunque aceptó. “la noche está mala y no he hecho casi dinero”.

El hombre se sentó en el asiento trasero mientras le pidió apagar el radio ya que lo aturdía. «Por favor apague la radio», dijo. “Vive por allí Santa Rosa”, le pregunta el taxista… “vivía, voy de visita”. El traje de aquel hombre estaba planchado con exactitud.

Alfredo no quería pecar de impertinente y no querer preguntar más… “como ha cambiado Valencia no”.. le dice… “Yo me fui hace más de tres décadas y mire esto”. Alfredo trataba de concentrarse en la vía.

Era la una de la mañana y quería llevarlo sin pensar quien era. El hombre sube el vidrio del carro y se coloca el sombrero de copa; arreglaba los guantes blancos mientras veía el reloj en su muñeca izquierda. Al llegar por la avenida Las Ferias y doblar a la izquierda, le dice al taxista que frene.

Calle Girardot y aquel misterioso hombre

Alfredo se detiene… y el hombre le dice que se espere un poco que el pagaba algo más por detenerse. El Taxista se queda atónito cuando una camioneta pick up choca de inmediato con uno de los carros frente a ellos.

“Me debe la vida ahora no…”, soltando una carcajada que le heló la sangre. Alfredo había perdido el habla de aquel susto y sentía el corazón latir… “Echa a andar el carro llévame a Santa Rosa de inmediato; que voy retrasado”.

El taxista estaba nervioso, por lo que había pasado, mientras veía a la gente salir a ayudar. Al llegar a la Plaza Santa Rosa le dice que le espere allí… “espera unos momentos ya vengo”. El hombre llegó hasta las afueras de la plaza y lanzó una de las monedas al aire.

Devolvió y pagó a Alfredo con billetes reales más una propina por detenerse. “Déjame aquí, tengo que esperar a mi familia”… El taxista arrancó de la Plaza Santa Rosa sorprendido por lo sucedido.

El hombre del traje

La leyenda de aquel hombre era muy nombrada en los años setenta y ochenta y siempre lo veían caminando con su traje pasada las doce de la noche. Algunos viejos taxistas comentan que siempre caminaba por la calle Girardot.

Sigue leyendo ahora más noticias en nuestro portal: 

¡Misteriosa! La mujer vestida de novia en la Autopista de Campo Carabobo


Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar