CICPC resolvió el macabro crimen del catequista en Aragua

pasarela de pago crixto
686

El crimen del catequista en Aragua quedó resuelto por la policía científica. Al joven lo asesinaron sus amigos luego de que los delatara. En principio se pensó que lo habían matado para robarlo; pero no fue así.

Ángel Isaac Ortega Romero de 19 años de edad era muy querido en su comunidad. Pero el crimen del catequista en Aragua dio un giro gracias a las investigaciones. El comisario general del CICPC Douglas Rico dio los pormenores a la prensa.

Los implicados e identificados por el CICPC son: Edwar Josué Guzmán Moreno (28), apodado “Sexo”; además de Aron Moisés Delgado Landaeta (21), apodado “el Varón”; Carlos Daniel Padilla Vergara (20) conocido como “el Colombianito” y José Francisco Hernández Medina, alias “el José”, todos trabajaban con el joven en una fábrica de donas.

Los mismos amigos asesinaron al joven en un terreno baldío en Maracay, adyacente a la avenida Intercomunal Turmero. “Ángel se habría percatado que Eduar José y Aron Moisés; sustraían mercancía de la empresa, lo que originaba discusiones entre estos”; explicó Rico del CICPC.

crimen del catequista en Aragua - crimen del catequista en Aragua

Crimen del catequista en Aragua resuelto

La trampa era invitarlo a salir y llevarlo bajo engaño hasta el terreno allí le dieron muerte al joven. Los muchachos dejaron el cadáver allí y volvieron unos días después según el comisario del CICPC.

Luego los restos del joven asesinado lo metieron en un bolso y lo llevaron hasta la hacienda La Providencia; la misma ubicada en la avenida Intercomunal Turmero. El crimen del catequista no quedó allí y el CICPC inició las investigaciones.

Uno de los detenidos identificado como Edward José Guzmán narró cómo le dieron muerte al joven. En días pasados Guzmán llevó hasta el lugar a los funcionarios del CICPC para el sitio de los hechos. Ya allí recolectaron los restos del religioso asesinado.

El CICPC se encargó de realizar los exámenes a la osamenta encontrada y verificaron que era el joven asesinado. Odontogramas forenses y otras pruebas de antropología constataron la identificación.

Sigue leyendo:Detenido en Valencia por hurtar material de alumbrado público en La Romana