Artech Digital

En todo el continente las creencias en artistas ha crecido, aunque a muchos le parezca pagano; pero para muchos Diomedes Díaz es milagroso. Artistas, persona comunes, abuelos, jóvenes y adultos le piden diariamente.

Primero a Dios como creador del universo pero el llamado “Cacique de la Junta” es casi un santo milagroso para muchos. Las personas le guardan fe, le colocan velas, le piden favores, le piden amores y hasta dinero.

El conocido Diomedes Díaz pasó a ser una leyenda, una personaje el cual se metió en el corazón de la gente. Muchos querían ser como el, imitarlo, pero le piden mejor ser original y creativo en cuanto al vallenato.

Vende y mucho, sus discos se siguen vendiendo en el Valle colombiano, en donde el calor parece parte de esa geografía. Sus tonadas han inspirado a muchos y escondido, varios artistas le piden que los ayude a ser famosos.

Muchos de ellos están en la cúspide, pero tienen un amigo secreto que es el exponente del vallenato.

Diomedes Díaz milagroso entre velas y tabacos

Es ahora un milagroso de los amores imposibles, algo que nació de la noche a la mañana. Muchos lo escuchan y le piden. Dicen que cumple cuando le pides con fe. Eso sí siempre teniendo en cuenta que primero es Dios y luego le pides a él.

Muchas personas le guardan respeto, le prenden una vela los viernes, para lograr los amores que quieren. Algunos artistas ya famosos le piden “voz y fama”, acompañado del cariño de la gente algo que él lograba sin mucho esfuerzo.

CONTINUA LEYENDO: ASI FUE LA VIDA DEL GRAN DIOMEDES DÍAZ

Las personas le ofrecen tragos, y cigarrillos, le guardan en un altar y tienen fe en que les cumple. Los autobuseros le piden novias, algunas damas amores buenos y románticos y muchos le piden diariamente. “El Cacique” es ahora un símbolo de fe para muchos.

Unos le ofrecen tabacos para saber que viene en el futuro, parte de esta fe latina que a veces asombra. Desde Colombia, hasta Venezuela, Perú, Ecuador y hasta España le piden, algunos futbolistas famosos y de dinero le escuchan y le piden favores.

Símbolo de fe

Coincidencia entre los fanáticos de Diomedes Díaz el milagroso, nació un 26 de mayo de 1957 y murió; un 22 de diciembre de 2013. Cuando su voz sigue adornando muchas casas los fines de semana.

Muchos niños que tocan el acordeón ensayan como si van a tocar con él; las personas ofrecen y ofrecen desde misas, hasta poner sus foto en el autobús. Es así como vemos esos autobuses con la cara del interprete de “Mi Primera Cana”.

Es ahora Diomedes Díaz el milagroso un símbolo de fe, las personas le guardan respeto, le piden favores, amores y hasta carros. Unos le piden motos, otros le piden terrenos y casas y muchos le piden que les mande talento.

¿Cómo nace esa fe?

La fe puesta en el vallenatero no nació de la noche a la mañana, él mismo decía que burlaba la muerte. El mismo Diomedes creyente en la Virgen del Carmen, era el mismo que sonreía cuando veía a la muerte cerca.

El mismo decía que la burlaba, y que por eso iba a vivir muchos años. Unos le consideran de buen corazón ya que ayudaba a las personas con el dinero que ganaba en sus conciertos. Si veía niños con hambre se detenía a ayudarlos sobre todo en Valledupar.

No nació de la noche a la mañana esa fe, mucha gente le guarda respeto a “El Cacique”; escuchan sus canciones y a muchos les gusta narrar su vida.