Estreno de «Wonder Woman 1984» trae consigo un gran espectáculo

387
Estreno de Wonder Woman 1984
Compartir

Ante la sequía de estrenos cinematográficos, el recién estreno de «Wonder Woman 1984» tanto en cines como en formatos digitales trajo consigo un espectáculo a nivel de producción, de acción y de puesta en escena de acuerdo a varios críticos.

En ese sentido, los expertos señalan que tanto Gal Gadot (Diana/Wonder Woman) y Kristen Wiig (Bárbara Ann Minerva/Cheetah), se encargan de sostener la historia dirigida por Patty Jenkins; donde además se observa cómo la cinta se centra en el duelo entre ambas actrices.

«Cuando Patty me llamó para ofrecerme el papel, dije inmediatamente que sí porque me encantó la primera película. Después, cuando leí el guion, me fascinó el alcance de la transformación de mi personaje, lo mucho que cambia y lo malvada que se vuelve. Siempre quise realizar ese tipo de personaje así que para mí se volvió un sueño poder interpretarlo», afirma Wiig en las notas de producción de la película.

Ni un revivido Chris Pine ni un rubio Pedro Pascal consiguen opacar a las protagonistas de una película que constituye la continuación del éxito de 2017; pero que temporalmente se sitúa mucho después. La película se rodó en Estados Unidos, Inglaterra, Gales y España.

La segunda entrega salta al 1984 y da mucha importancia a la estética de la época, algo que a Hollywood le encanta pero que resulta repetitivo.

Estreno de «Wonder Woman 1984»

El comienzo de “Wonder Woman 1984”, que regresa a la infancia de Diana (Gadot), resulta prometedor y aventura una película que luego resulta totalmente diferente.

Las escenas que recuperan a Connie Nielsen, Robin Wright y el resto de las amazonas, la estirpe de la que procede Diana, resultan de lo mejor de una película que se pierde en el histrionismo de Pedro Pascal.

El guion, escrito por la directora junto a Geoff Johns y Dave Callahan, se basa en las historias de DC y ahonda un poco más que la entrega anterior en los poderes de Wonder Woman, pero también en sus debilidades.

Cuenta cómo una misteriosa piedra que permite cumplir cualquier deseo desbarata la vida de Diana. Por un lado le posibilita reencontrarse con Steve Trevor (Pine); sin embargo pone al mundo en una situación límite que solo puede solucionar Wonder Woman.

Gal Gadot le saca todo el partido posible a un personaje que juega demasiado con su aspecto sexy y rompedor; frente al inicialmente desaliñado de la doctora Barbara Minerva (Wiig), un cerebro andante que pide como deseo parecerse a Diana.

Críticas

Pese a todos sus defectos, “Wonder Woman 1984” es un buen espectáculo, especialmente porque no tiene competidor en las salas -en Estados Unidos se lanza a la vez en la plataforma HBO Max- y porque los espectadores están ávidos de distracciones.

La producción está muy cuidada, la música de Hans Zimmer acompaña bien a la historia y que una superheroína la que caiga en los clichés de los superhéroes, le da cierto encanto a la historia.

En la primera película, Diana se vio envuelta en la primera ola de la mecanización del mundo; esta vez, debe enfrentar a una humanidad en el apogeo de su éxito o, más exactamente, a sus excesos, señala Patty Jenkins en las notas de producción.

Y son esos mismos excesos en los que cae una historia que quiere servir de ejemplo de lo que los seres humanos no deben hacer y que se apoya en un mensaje moralizante que, en la situación que atraviesa el mundo, resulta banal.

También puedes leer: Chyno Miranda en People Español: “pensé que se acababa mi carrera”


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»