Artech Digital

El exhombre fuerte del Sebin Cristopher Figuera reveló varios planes que había en su contra; incluso reveló que estuvo en el plan del golpe de estado del 30 de abril.

En una entrevista cedida al periódico ABC de España, Figuera dio a conocer que había una orden de parte del gobierno de asesinarlo. Resaltó que el Helicoide es un centro de extorsión y secuestro como también otros planes que tenia el gobierno.

Figuera viene sonando desde muchos antes del 30 de abril, en el fallido golpe terminó apoyando a Juan Guaidó y a Leopoldo López.

“Había la orden de darme de baja”

Cristopher Figuera dijo que había una orden a la guerrilla del Ejercito de Libración Nacional para asesinarlo. “Recibí información de una persona que colaboraba con los servicios de inteligencia. Me dijo que una guerrilla, el ELN quería darme de baja”, dijo.

Figuera era considerado un hombre de confianza para el presidente Nicolás Maduro, pero luego paso a la oposición. Estuvo al frente del Servicio Bolivariano de Inteligencia desde octubre del año pasado hasta abril de 2019.

CONTINUA LEYENDO: JORGE RODRÍGUEZ CALIFICÓ DE EXITOSO EL DIÁLOGO EN BARBADOS

Afirmó que el había planteado a Maduro algunas soluciones posibles para el Helicoide;y solo le ordenaron jubilar a algunos comisarios. Reconoció que el Sebin espiaba a factores de la oposición con el fin de conocer sus planes.

Estuvo en los planes del fallido golpe

Figuera dijo que si estuvo en el fallido golpe y que lo había hecho buscando cambiar el rumbo del país. “Me sumé a un plan en el cual habían otras personas. Y a estas alturas siguen existiendo otras personas, pero hoy está aterrorizadas. Fui el último en incorporarme”, dijo.

Agregó que el presidente del Tribunal Supremo de Justicia Maikel Moreno quería ser el encargado de la transición. Relató que el magistrado había pedido la suma de 100 millones de dólares para reconocer a Juan Guaidó.

“El estaba pidiendo ese monto de dinero a los testaferros que estaban participando”, resaltó el exSebin. Dijo también que iban a arrestar a la madre de Juan Guaidó, pero que esta está enferma con cáncer.

Fue entonces cuando el presidente le ordenó detener a Roberto Marrero. Pero que no había justificación para hacerlo “ese no es mi problema, siémbrale armas, ve que haces” le ordenó Maduro.