Artech Digital

A simple vista el ambiente parece tranquilo como el de otras barriadas de la capital pero La Cota 905 es otra cosa. La misma se nota apacible, con sus casitas de colores alegres, sonido de salsa y hasta arte hay.

Pero La Cota 905 es la parte más impenetrable, impenetrable como la mayoría de las barriadas de la capital. Hay varias zonas que se han vuelto impenetrable, no puedes ir, pareciera ser un páis dentro de otro país.

En La Cota 905 hay sus propias leyes, vigilancia y gariteo las 24 horas, del día; no se sabe a ciencia cierta cuantas bandas hay en el lugar tampoco si hay más de una dos o más “megabandas”.

Zona impenetrable

Es difícil entrar a las barriadas peligrosas de Venezuela, no es fácil acceder a la Cota 905; si se observan policías o un carro de vidrio ahumados hay garitero de inmediato. Desde la garita se informa hacia donde va.

Como una vigilancia perenne que existe en el lugar, la zona es ruidosa desde hace muchos años. Hay mucha gente joven como también muchas abuelas en el lugar. Las bodegas cierran temprano y abundan las personas de poco hablar.

CONTINUA LEYENDO: CUATRO CICPC HERIDOS DEJÓ ENFRENTAMIENTO EN LA COTA 905

Esas de que no saben, no conocen y menos que han visto a algunos de los que buscan. La Cota 905 poco a poco se ha ganado su fama. Es uno de los barrios más peligrosos de la capital como del país.

A nivel del continente también entra en el ranking que hay, donde figuran otros como Tepito de México; por ejemplo. Pero La Cota 905 guarda muchos secretos, muchas lágrimas como también muchas alegrías para pocos.

Si no conoces mejor no entrar

La Cota 905 se ha ganado su fama como rápido se enciende la pólvora, de esa manera ha crecido la fama. Si no conoces a nadie mejor no entres, menos a averiguar y menos a criticar.

Pareciera que hay una especia de ley interna, de códigos y hasta de lenguajes internos; muchos se comunican así en ese lugar de la capital.

Caracas guarda esas zonas que si no tienes “un pana” conocido mejor no entres y La Cota 905 es así.

La fama de La Cota 905

Aparte de las empanadas, las noches de salsa y las muchachas bonitas, La Cota 905 se ganó la fama de “peligrosa”. La barriada ha crecido en peligro; como en líderes de barriadas.

“Para allá no sube la policía”

Hay barrios caraqueños donde la policía hace sus recorridos, pero hay otros en los cuales no sube. En algunos desde hace tres décadas no puede subir una patrulla a algunos lugares; la mayoría de los policías cumplen ordenes y no suben a algunas zonas.

El lugar lejos de ser una zona de conflictos políticos es una zona de peligro para el que no sepa. Es común que ya un residente del lugar te diga “para allá no sube la policía”.

Mas cuando se habla de esa zona algunas personas dicen no conocerla; los taxistas se niegan a hacer carreras al lugar.