La falsa modelo y universitaria del Puente Bárbula

pasarela de pago crixto
2083
La falsa modelo - La falsa modelo

Pedro Pablo era un comerciante que se dedicaba al cien por ciento a su negocio hasta que conoció a la falsa modelo. Era una persona exitosa, su esposa lo adoraba pero el siempre estaba pendiente de otras conquistas.

A pesar de tener 49 años le fascinaban las universitarias y siempre decía que el Puente Bárbula era una pasarela de modelos. Buscaba una relación 40 y 20, pero más era la aventura de estar con una chica joven y de seguir la vida de galán que llevaba.

Su camioneta Jeep Grand Cherokee era lo que quería después que a su vida; la misma lo llevaba a todas partes y se encargaba de tenerla a todo. Pasaba a diario por el Puente Bárbula y siempre le tocaba la corneta a una que otra académica que estuviera por la zona.

Siempre les ofrecía la cola a muchas de ellas y como siempre su ruta comercial era de Puente Bárbula a San Diego; además de Guacara y Naguanagua. Por eso ofrecía colas a las muchachas y dentro de la camioneta era todo un caballero.

Le gustaban las catiras, ojos verdes, ojos de gata como decía Pedro Pablo, siempre adoraba el Puente Bárbula por eso. Enloquecía por las muchachas pequeñas, de cabello amarillo o negro, y que tuvieran buen porte y buen cuerpo.

Nunca llegó a faltar el respeto a alguna de las jóvenes, todo lo contrario quería conquistar a una de ellas. La camioneta siempre la tenía pese a la situación en buen estado, aire acondicionado, cauchos buenos y rines de moda. Además de asientos de cuero.

La falsa modelo - La falsa modelo

La falsa modelo del Puente Bárbula

Un martes del mes de abril ve a una joven espectacular en el Puente Bárbula, flaca, cabello negro, de jeans azul y sweater blanco. Enseguida bajó la velocidad y le ofreció la cola a la muchacha; la joven le dijo que iba a Guacara ¡sube yo te llevo!.

La joven cargaba un morral universitario pero titubeó antes de montarse de hecho se asomó a ver quien venía y se montó. Pedro Pablo subió al Puente Bárbula para incorporarse a la autopista mientras veía el cuerpo de la muchacha.

Cuando iba a empezar el ataque la chica abre su morral y saca una pistola Glock. El galán quedó frió al escuchar “Conduce te estaba cazando en el Puente Bárbula, vamos a ver si eres galán, maneja y no intentes nada. Sigue por la Variante derecho”.

Pedro Pablo preso del miedo sintió que todos sus nervios se activaron y lo llevaron a un estado de angustia. La muchacha se le arrimó al asiento… “vamos a ver cuál es tu bulla yo soy la falsa modelo del Puente Bárbula que me gusta robar carros y quedarme con todo”.

La falsa modelo - La falsa modelo

Aquel rostro angelical de la joven había cambiado en segundos, “dale pa´ Guacara que allá están mis angelitos esperando. Ayer me llevé a dos como tú desde Puente Bárbula; que se las dan de galanes hasta que se encuentran a una mala conducta como yo”.

Preso de los nervios

En Guacara lo obligó a seguir por una vía que no conocía mientras la joven sacó el celular y marcó sin soltar la pistola. “Ya estoy llegando preparen todo”, Juan Pablo rogaba ver a una patrulla de la policía para hacerle un cambio de luces, pero nada.

Entró por una vía de tierra donde lo que se observaban eran ranchos y casas humildes. “Me gusta cazar a bobos como tú que a diario buscan muchachas en Puente Bárbula”. La falsa modelo se bajó y unos siete tipos estaban abajo esperando.

“Mira lo que nos trajiste diabla, esta camioneta la vamos a picá y a este le vamo´ a quitá las ganas de sé galán”; dijo uno de los tipos. La chica arrodilló al comerciante, quien se arrepintió de pasar ese día por Puente Bárbula. “Vamos a ver de qué estás hecho”, dijo la chica.

“Eres grande diablita jajajajaja y metiste la muela por estudiante a este que mira tiene dólares en la cartera”. Decía uno de los tipos que lo miraba con rabia y resentimiento. La chica apagaba su celular y se afanaba a volver de nuevo al Puente Bárbula por otra víctima.

“Tu camionetica con la que te la daba de galán la vá olvidando”, mientras le quitaban el celular, cartera y dinero. “Vamos a ver con qué vas a atacar ahora a las muchachas en Puente Bárbula”, mientras los tipos lo golpeaban.

Unos cuantos golpes y un desmayo

Sintió que le dolía el cuerpo mientras volvía en sí, estaba tirado en la vía de Tucacas a orillas de la playa, solo en interiores. Estaba golpeado y sentía que todo le daba vueltas, recordó aquella mañana en Puente Bárbula; y lo habían dejado en el lugar unas horas después.

Una persona que pasó lo vio y le brindó ayuda, sentía que lo habían golpeado en todas partes. “Compa ahorita no se le puede dar colas a las nenas bonitas, eso es muy peligroso y menos desde Puente Bárbula”; le dijo el camionero que lo llevó.

Pedro Pablo como pudo llegó hasta su casa ante el asombro de los vecinos, su esposa estaba con los ojos llorosos. Los delincuentes le pasaron una foto a la mujer con varios mensajes por WhatsApp. “Aquí tienes a tu marido, el galán de Puente Bárbula, pregúntale que le pasó”.

En la foto lo habían dejado a la orilla de la playa, solo en interiores y golpeado en todas partes. Perdió la camioneta, y la familia ya que la esposa le pidió el divorcio por las dudas que tenía. Hoy en día Pedro Pablo poco quiere saber de la falsa modelo de Puente Bárbula.

Sigue leyendo:Hombre atacó con un destornillador a su expareja en Zulia