La obsesión de la NASA con la Luna: Llevan años disparándole rayos láser

554
Obsesión de la NASA
Los científicos de la NASA llevan años disparándole rayos láser a la Luna. Foto: Agencias
Compartir

Desde hace una década los científicos estadounidenses le disparan rayos láser a la Luna, cuestión que para muchos se trata de una obsesión de la NASA.

Tras diez años de infructuosos intentos, lograron que un rayo láser lanzado desde la Tierra rebotara en su Orbitador de Reconocimiento Lunar. Sin embargo, ese enfermizo empeño reviste mayor importancia de lo que parece.

Puedes leer: Declaraciones de Rafael Ramírez sobre Maduro prendieron las redes

Desean demostrar que el hombre llegó a la Luna aunque las teorías negacionistas se empeñan de desmeritarlo. Y para ello los astronautas de las misiones Apolo 11 (1969), Apolo 14 (1971) y Apolo 15 (1971) dejaron tres reflectores en la superficie.

Estos reflectores están formados por docenas, incluso cientos de espejos. Tienen la función de devolver los rayos láser en la dirección contraria de donde provenía. Sólo había que apuntar a un reflector lunar desde la Tierra y comprobar que  el rayo viene de vuelta. Todo ello en un par de segundos, pues el mismo viaja a la velocidad de la luz.

Estos reflectores han sido muy importantes para la ciencia. Con ellos miden el tiempo que tarda el rayo láser en ir y volver y así precisan la distancia entre la Tierra y la Luna.

Sin embargo, algo extraño les ocurre a esos reflectores, pues sólo devuelven el 10% de la luz que reciben. Esto explica en parte la obsesión de la NASA con la Luna.

En su empeño la NASA instaló en 2009 un reflector en su Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO). Se trata de un satélite de reconocimiento enviado para dar vueltas alrededor de la Luna. Desde entonces ningún rayo láser había regresado de vuelta a la Tierra. La Luna se negaba a complacer a los científicos.

La dificultad estriba en que el reflector tiene el tamaño de un cuaderno y está a unos 385.000 Kilómetros. No es sencillo. Los rayos láser debe atravesar la atmósfera que dispersa los fotones de luz. Además tiene que resistir las influencias de las órbitas de la Tierra, el Sol y la propia Luna. También debe realizar la misma odisea de regreso a la Tierra.

Puedes leer: Incertidumbre sobre el futuro de Juan Requesens

Pero es más complicado acertar en el receptor del Orbitador Lunar porque da vueltas alrededor de la Luna a gran velocidad. Ahora la NASA confirma que el LRO devolvió un rayo láser por primera vez en una década. Es un logro importante que tiene felices a los obsesionados científicos.