Crixto
sábado, diciembre 3, 2022

¿Qué es el “uitwaaien”, la práctica holandesa de relajarse con los ventarrones?

Más del Autor

Compartir

El uitwaaien es una de esas palabras catalogadas como intraducibles. Y como todo término opaco a otros idiomas, requiere la comprensión de elementos culturales del país que la generó. En este caso, el país es Holanda. El contexto que se requiere para su comprensión y uso exige explorar el molde de su complicada geografía.

La condición eternamente llana y expuesta del país provoca que uno de los elementos más definitorios de su clima sea el viento. Holanda es un país que obliga a convivir a menudo con enormes rachas de vientos fríos, muy en especial fuera de sus coquetas ciudades.

Puedes leer: Declaraciones de Rafael Ramírez sobre Maduro prendieron las redes

Pero como en otros aspectos relacionados con su geografía, los holandeses han sabido hacer virtud de esta circunstancia. Y tienen una palabra para explicarlo: el uitwaaien. Un artículo de Magnet apuesta su traducción.

El uitwaaien despeja la mente

«Uitwaaien» está compuesto por «uit» (traducido aproximadamente como «exterior») y «waaien» (algo parecido a «soplar», relativo al viento). Se puede traducir como «salir al exterior cuando sopla mucho el tiempo, en la naturaleza o en un parque, como forma de refrescarse a uno mismo y despejar la mente».

La idea que conjura practicar el uitwaaien consiste en encarar el indomable viento del norte, sufrir sus latigazos, curtir la piel frente a sus soplidos. Y al mismo tiempo entrar en un estado de relajación y claridad.

El uitwaaien incluye pasar tiempo al viento libre, como quien acude a la playa a broncearse o al tomar unas cervezas a una terraza cuando cae la noche en verano. A menudo a pie o en bicicleta, es algo que haces para despejar tu mente. Es una forma de «expulsar los malos ánimos» e inhalar los buenos «aires». Tan placentero como sencillo y relajante.

Viento purificador

Es posible rastrear la historia del concepto en Internet a años tan tempranos como 2010. Más que una práctica y una tendencia concreta, se trataría de un término cotidiano para los holandeses. Disfrutar del exterior. Y de las virtudes purificadoras de los vientos fuertes.

Puedes leer: ¡En el mundo! Perú es el país con la más alta tasa de mortalidad por covid-19

Al llegar a casa, tras una mañana expuestos a tremendas rachas, los holandeses sienten sus cabezas más reposadas, más claras, más abiertas y menos pesadas. De modo que la actitud al mal viento, buena cara resulta recomendable. El uitwaaien lo garantiza.

- Publicidad -
- Publicidad -
Castaneda

Lo más reciente

Sucesos

Deportes

Noticias de Interes