Lacava espera por el rival opositor para la gobernación de Carabobo

616
Gobernación de Carabobo - Gobernación de Carabobo

Mientras el rival opositor para la gobernación de Carabobo no sale al ruedo por falta de acuerdos; el actual mandatario regional Rafael Lacava está esperando por ver quien será el nombre de su contrincante.

Las elecciones en Carabobo parecen ser un punto de partida para la oposición quienes buscan unirse. Pero solo en Carabobo hay cerca de cinco candidatos que dicen tener la popularidad a la mano; pero no se ha logrado el consenso esperado.

El candidato debe tener carisma, popularidad, conocerse la zona sur aparte de que tendrá a Lacava como rival. No es fácil teniendo en cuenta que este ha sabido manejar las redes sociales para ganar mayor popularidad.

No solo la pelea en la oposición es por la candidatura a la gobernación; igual pasa para ir como alcalde. Ya que hay muchos candidatos pero poca popularidad; los mismos electores piden a la oposición ponerse de acuerdo.

Gobernación de Carabobo, el espacio clave

Desde hace cerca treinta años la gobernación de Carabobo ganó espacios y popularidad; y es una de las de mayor importancia en el país. Pero hasta ahora el rival de Lacava no ha salido; y algunos de ellos que no figuran en las encuestas piden ser incluidos.

Pero el problema es que el tiempo pasa y el rival de Lacava para Carabobo y de Fuenmayor en Valencia no ha sido nombrado. Mientras que si hay intención de voto por parte de los opositores para estas elecciones.

Ya todos los candidatos del PSUV están inscritos para estas elecciones del mes de noviembre; mientras no sale ese líder opositor y rival de Lacava para ir contra él en los comicios; la oposición ha perdido tiempo aún teniendo líderes en los municipios.

Hay candidatos en la oposición que esperan ser el rival de los del PSUV. Los mismos han venido haciendo una campaña de abajo, con la gente y buscando estar en el tope de la popularidad.

Sigue leyendo en nuestro portal:Señal de celulares en la Gran Valencia cada vez más débil