OMS advirtió que mascarillas de telas no protegen contra el coronavirus

1686
mascarillas de telas
Compartir

El uso de una mascarilla clínica es una de las medidas profilácticas para limitar la propagación de determinadas enfermedades respiratorias, entre ellas la infección del COVID-19

Sin embargo, una mascarilla no proporciona por sí sola suficiente protección; y
deben tomarse otras precauciones igualmente importantes.

Asimismo, las mascarillas de telas (gasa o de algodón); no se recomiendan en ninguna circunstancia.

Además se debe combinar con una buena higiene de las manos y otras medidas de prevención y control de las infecciones para evitar la transmisión del COVID-19

Personas que no presentan síntomas respiratorios

No es necesario usar mascarillas y menos de telas; según la OMS no se ha demostrado que protejan a las personas que no están enfermas. No obstante es posible que se utilicen en algunos países donde se ha instalado esta costumbre.

Si se utiliza una mascarilla, se deben seguir las prácticas óptimas sobre el modo de llevarla, retirarla y desecharla, así como las relativas a la higiene de las manos.

Personas que presentan síntomas respiratorios

Usar mascarilla y procurar atención médica para la fiebre, la tos y la dificultad para respirar, lo antes posible o de acuerdo con los protocolos locales.

Igualmente, en los centros de salud, usar un tapaboca en las salas de espera o de priorización, o durante el transporte en el interior del centro de salud.

Usar mascarilla en los lugares donde se agrupe a los casos sospechosos o confirmados. No es necesario llevarlas durante la estancia en una habitación individual.

Pero sí cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo de papel desechable al toser o
estornudar. Desechar el pañuelo correctamente y lavarse las manos inmediatamente después.

mascarillas de telas

Profesionales sanitarios

Utilizar mascarilla para entrar en una habitación donde se haya ingresado a casos sospechosos o confirmados de infección por COVID-19 y durante la atención a los casos.

Manejo de tapabocas

1. Colocarse la mascarilla minuciosamente para que cubra la boca y la nariz y anudarla firmemente para que no haya espacios de separación con la cara.

2. No tocarla mientras se lleve puesta.

3. Quitársela con la técnica correcta (desanudándola en la nuca sin tocar su parte frontal).

4. Después de quitarse o tocar inadvertidamente una mascarilla usada, lavarse las manos con una solución hidroalcohólica, o con agua y jabón si están visiblemente
sucias.

5. En cuanto la mascarilla esté húmeda, sustituirla por otra limpia y seca.

6. No reutilizar las mascarillas de un solo uso.

7. Desechar inmediatamente las mascarillas de un solo uso una vez utilizadas.

Continúa Leyendo: Consejos para trabajar desde casa durante la cuarentena