Artech Digital
Pablo Escobar y sus enemigos - Pablo Escobar y sus enemigos

La década de ochenta ya cercano a los noventa reflejaba que Pablo Escobar y sus enemigos; era uno de los más temidos. El poder lo tenía en la mano, tenía a algunos medios pero no tenía los periodistas. Los incorruptibles y los que no tenían miedo de escribir.

Era ese tempo donde la prensa colombiana tenía el poder de informar. No habían redes sociales, tampoco la tecnología era mucha. Pablo Escobar y sus enemigos eran un vivo peligro una guerra sin tregua.

Los mismos investigaron todo el entorno del patrón de Medellín; lo que le molestaba. Hasta sabían como poder titular para que de esta manera podían provocar a Escobar. Fue así como buscaron amedrentar al narcotraficante.

La bandera de la prensa colombiana y de los medios de comunicación de Medellín; buscaban decir la verdad. Buscaban decirle a todo el país que aquel hombre no era político; que él mismo era un narcotraficante.

Parecía que estuvieran unidos pero no… mucha gente ligada al patrón de Medellín decía todo. Incluso decían demás y a toda escala sin embargo la prensa buscaba a los verdaderos. Habían muchos que decían cosas que eran falsas.

No para proteger al narco, todo lo contrario para filtrar información que era falsa y poder tener ellos fama. Pero más allá estaban los verdaderos periodistas los que informaban y escribían sin temer.

Pablo Escobar y sus enemigos. La furia del patrón

Pudo tener todo pero no pudo tener a los periodistas de su lado; los mismos eran esclavos de la verdad. Investigaron la vida sumada entorno y al poder; como tenía todo a la mano menos la verdad.

Continua leyendo:¡Historias de El Patrón! Los Amores de Pablo Escobar

La verdad incomprable ya que Pablo Escobar y sus enemigos no descansaron. En su cuartel el cual era el edificio Monaco ubicado en Antioquia revelaba su furia. Mandaba a comprar todos los diarios todos los días.

Pablo Escobar y sus enemigos - Pablo Escobar y sus enemigos

Buscaba mediante regalos en dólares comprar a los periodistas los cuales no se dejaban comprar. Los mismos eran personas mayores de 4 años los cuales buscaban decir la verdad. Preñados en valores que lucharon a varazo partido en contra del Patrón.

No funcionaron los regalos a las redacciones las cuales no llegaban a la parte donde se escribía. La orden era además no dejar pasar nada que mandara la gente y el propio Escobar. Los diarios incluso no estaban a la venta.

Buscó además comprar las sede y les declaró la guerra fría de una vez a los periodistas. La única manera de callarlos era con los sicarios. El par de muchachos de sus escuelas de asesinos que sembraban el terror.

Se decía que el patrón de Medellín llegó a tener solo cuatro escuelas de sicarios; donde habían muchos muchachos. Los Priscos, Conejos y Los Verdes eran los que más sobresalían y eran llamados los ángeles negros de Escobar en Colombia.

Los atentados más duros

Ya que no podía dominar dominar las líneas editoriales de los diarios optó por los atentados. Estos eran sangrientos y duros así Pablo Escobar y sus enemigos declaraban la guerra. Los enemigos de Pablo eran además los periodistas

En su auto europeo y desafiando las amenazas Salió Guillermo Cano; director de El Espectador. Dedicado al oficio del periodismo durante 44 años y era un enemigo fuerte del narco. De manos de unos de “Los Priscos” recibió ocho disparos.

Los mismos terminaron con la carrera profesional de un insigne periodista. El patrón de Medellín lo hizo con saña, cargado de maldad. Ocho tiros que vinieron de manos juveniles. Con eso ya empezaba a callar a la prensa además de muchos más.

Con balas y terrorismo puro sembrados y más de 623 atentados Escobar buscó callar a un poder. La prensa que no calló ante los pedidos de este. Ante el intento de “ahorcar a la prensa” y callarlos. Eran sin duda el dolor de cabeza que tuvo Pablo.