El psicoterror chupetero es lo que está de moda, el mismo esta en las paradas principales de la Gran Valencia. Los chupeteros siembran y riegan el psicoterror financiado por los mismos camioneteros.

Los chupeteros tiene el sucio trabajo para que las personas se vayan hasta guindando y en la puerta de los autobuses. Las palabras claves son “no hay más carros señores”, “no hay más camionetas”, “váyanse que hay pocos autobuses” bastan.

Al decir estas palabras activadas por el psicoterror chupetero las personas corren y se van como sean hasta guindadas. Para nada ya que al autobús llegan tres más.

La tarea de los vendedores de chupetas, financiadas por los camioneteros es precisamente esa llenar las camionetas. Las personas entran en pánico y abordan la camioneta como sea.

El psicoterror en las paradas

En las paradas a diario vemos como se siembra el psicoterror precisamente ese es el trabajo de los chupeteros. “No saben el daño que le están haciendo a la gente que prácticamente se va como pueden en las camionetas”, dijo Julio Manosalva.

CONTINUA LEYENDO: INVASIONES EN VILLA ALIANZA NO SERÁN PERMITIDAS POR LACAVA, NI POR CASTAÑEDA

Explicó Manosalva, que en las paradas a diario están los vendedores de chupetas; y hacen ese trabajo sin saber que pueden ocasionar una tragedia.

“Las personas se van hasta guindando en la puerta, y al minuto llegan tres o cuatro camionetas, eso es a diario”, dijo.

No hacer caso y no caer en el juego

Por su parte el psicólogo Gastón Castillo explicó a Noticias24Carabobo que las personas no deben caer en el juego. “El psicoterror es algo que las personas no deberían de hacerle caso. Los chupeteros hacen su trabajo”, dijo.

Explicó Castillo que las personas deberían de estar sin preocupación y esperar el transporte e irse tranquilos. Instó Castillo que el lenguaje de psicoterror es ya urbano y la gente no debe temerle.