Numa Molina versus el Clan Nutella

noticias24carabobo
286
Marcos Melendez - Noticias24Carabobo

Un gran revuelo en redes sociales han causado los comentarios del sacerdote católico Numa Molina. Los medios de difusión controlados por la derecha han escrito cosas como:

“El sacerdote chavista Numa Molina generó rechazo al calificar como bio terroristas a los migrantes venezolanos” (El nacional web 17 de Julio de 2020).

En principio, no sabía que ser chavista era un sacerdocio, de manera que ya el modo de redactar es tendencioso en sí mismo. El punto es que esta manera de conducir la noticia ha generado una matriz de opinión que da “para comer y para llevar”.

El padre Numa usó la palabra bio terrorista para definir a las personas venezolanas o extranjeras que entran al país por la frontera terrestre a través de trochas ilegales, y, una vez en el territorio nacional, no se presentan en un punto de control para los exámenes y la cuarentena respectiva. Esta acción irresponsable y terrorista, es a la que se refiere Numa, pues a quienes entran por donde deben entrar son recibidos y atendidos con las posibilidades logísticas que dispone el país en medio de la particular situación de bloqueo naval y financiero.

Al comentario de Numa ha respondido lo que yo llamo el Clan Nutella: Es esa parte de la población que antes durante y después de la pandemia vive una vida de permanentes contradicciones discursivas y siempre con una cara como si estuviera oliendo caca de perro. Su slogan es “digan lo que sea para yo oponerme”. Disfrazan sus permanentes contradicciones ideológicas y su falta de profundidad en todo lo que dicen o hacen con un barniz de “objetividad” y una especie de don de superioridad que a veces me divierte y otras me marea.

Asumen a Pablo Cohelo como filósofo, a César Miguel Rondón o a Leonardo Padrón como intelectuales y a Luis Chataing como humorista. Viven una vida muy sufrida porque odian a Guaidó por negro y por ser de Corapal (ese clan preferiría a María Corina o a Leopoldo que tienen más linaje) pero se lo calan porque “es lo que hay” y es el que escogieron los gringos para sacar a este rrrrrrégimen islámicocastrochavista.

Consideran que el oro venezolano está a buen resguardo en manos de la corona británica; como lo estuvieron en el pasado la plata del Potosí o los diamantes de sangre africanos. Pero al mismo tiempo invocan la soberanía nacional y critican al gobierno por traer médicos de Cuba; y, se quejan de la frase  “seguimos teniendo Patria” aunque nuestros hermanos se estén devolviendo hasta por las trochas.

El clan Nutella, dice que estamos pasando hambre mientras publica en sus estados de watsaap su tarrito de Nutella; no importa si lo compró acumulando tres o cuatro bonos del carnet; si lo compró con dinero de alguna vuelta o se lo regaló una sugar mommy o un sugar daddy; lo importante es homologarse o al menos sentirse homologado/homologada.

Este clan sufre, porque vive criticando al país pero sin términos de referencia. Dicen por ejemplo que nuestro sistema educativo es muy malo, pero no dicen con cuál sistema lo están comparando. Y cuando en una discusión le preguntas con cuál sistema  comparan al nuestro te dicen “estamos peor que Haití”. Cuando alguien del clan Nutella me dice eso les hago una pregunta cerrada y otra abierta:

¿Cuál es la capital de Haití? Para verlos deslizar sus dedos en el google del teléfono y luego voy con la abierta: ¿Qué conoces tú del sistema educativo haitiano? Para ver como se ahogan en su propio vómito discursivo y terminan diciendo “bueno, a mi no me importa lo que pase allá; estoy hablando de lo que pasa aquí” o si tienen algún interés que implique jalarme bolas y no tener problemas conmigo terminan con la frase célebre “bueno, hay que respetar la opinión de cada quien”.

Ese clan, con esas convicciones y esa contradicción permanente, considera que es un horror que el Padre Numa Molina use la palabra bio terrorista para definir a las personas que causan terror al ingresar al país llevando en sus cuerpos un contenido de origen biológico sin reportarlo a las autoridades o que le llame trochero o trochera a las personas que ingresan a través de una trocha y no de los puentes fronterizos para evadir los controles sanitarios y no hacer la cuarentena con excusas como  que no les gusta la comida de los centros de aislamiento, les da flojera esperar tanto o simplemente no le van a hacer caso al rrrrrrégimen.

Llegan entonces a sus comunidades, enferman a sus familiares y vecinos, para luego quejarse de que el sistema de salud no esté en capacidad de recibir a toda la ciudadanía si se enferman todos y todas a la vez.  Eso sí, sin decirnos en cuál país es que la cosa está fina y los centros de salud si aguantan esa dinámica.

Dicen que los comentarios del sacerdote Numa Molina son poco cristianos. Eso es porque el clan Nutella no ha leído sobre la trifulca que armó Jesucristo cuando sacó a los mercaderes del templo.

Adelante Numa, un gran abrazo…

Msc.Marcos Meléndez

@marcosmelendezm