Viajar en transporte público con el riesgo del coronavirus

Se debe contar con normas y controles, como con la colaboración de todos

924
Viajar en transporte público - Viajar en transporte público
Compartir

El coronavirus es una enfermedad de fácil contagio. Se sabe que en Valencia el viajar en transporte público es una calamidad. Pero ahora hay un riesgo al estar en ellos por la aglomeración de personas.

Se sabe que desde hace mucho tiempo las unidades son pocas en Valencia. El viajar en transporte público tiene que tener un cambio. Y el mismo debe ser obligatorio y vigilado y donde todos tienen que colaborar.

Se debe contar con la Colaboración por parte del conductor. Como de los usuarios y sobre todo del colector. Desde hace tiempo en Valencia vemos como las unidades iban atiborradas de personas. Incluso con muchos pasajeros en la puerta.

Viajar en transporte público en Valencia

Ahora un virus nos obliga a tomar nuevas normas para luego de cumplida la cuarentena. Se sabe que las distintas alcaldías están desinfectando las unidades. Pero el problema sigue siendo el exceso de pasajeros en las unidades.

Viajar en transporte público - Viajar en transporte público

Hay unidades que llevan exceso de pasajeros y aun llenas comienza el acoso del colector. Y ahora ante un virus nos llama a la reflexión. Teniendo en cuenta que el viajar en transporte público representa un riesgo.

Y este es un problema que se suma al ya existente en Valencia y sus unidades. Donde siempre ha habido exceso de pasajeros y donde ahora se deben aplicar normas. Hay ciudades donde ya estas se están cumpliendo al permitir pocos pasajeros.

Normas obligatorias

Ahora para viajar en transporte público los conductores deben de cumplir normas. La higiene es importante de ahora en adelante y mantener limpias las unidades. El exceso de pasajeros debe terminarse en la ciudad.

Se espera que los controles sean aplicados en todas las unidades. Hasta ahora el transporte ha sido un problema en la ciudad que viene desde hace décadas. El mismo se ha atacado, pero no de una buena manera.

Sigue leyendo:Dos semanas de Cuarentena en Carabobo y reina la soledad