Artech Digital

Hasta el año 2017 en Valencia solo se suspendía el agua por dos días; en la actualidad las urbanizaciones esperan hasta una semana por el vital liquido.

El problema del agua parece multiplicarse luego de dos año, sumado a los apagones como también a los cambios de clima. En 2017 luego de que en el Embalse Pao-Cachinche se quemara una caseta de operaciones todo cambió.

La crisis del agua quedó y la misma se ha ido extendiendo a más zonas como también no hay una solución viable. Desde 2014 hasta 2017 el agua el agua se suspendía dos veces a la semana,

El resto de la semana el servicio del vital liquido estaba normal, con sus altos y bajos pero llegaba el agua. Hoy en día el problema se ha acrecentado.

Agua, solo una vez a la semana

El agua ahora llega una vez a la semana, no se sabe de igual modo que pasó en el Embalse Pao-Cachinche que en 2017 según fue saboteada. De igual modo no se tiene un conocimiento de cuanto es el bombeo de agua en la actualidad y menos cuales zonas se están surtiendo.

CONTINUA LEYENDO: ¡SOLITARIAS! ESTACIONES DEL METRO DE VALENCIA ESPERAN PRONTA CONCLUSIÓN

Hay zonas donde el agua llega una vez a la semana, y otras donde tienen que esperar hasta dos semanas por dos días de agua.

Más problemas luego de los dos apagones

Los apagones de marzo y abril acrecentaron el problema, y desde allí el problema se tornó más grave. Las autoridades no han atacado el problema de raíz, mientras la población debe cargar agua.

Algunas tuberías fueron abiertas sin permiso y hoy en día se malgasta el agua a la vista de todos.

También esperar hasta altas horas de la madrugada para poder llenar algunos litros de agua. El horario del agua en la madrugada es de una a cuatro de la mañana en distintas zonas de la ciudad.